Un poco de historia de Carnavales

Carnaval de Rio de Janeiro

Se acercan las fechas grandes del Carnaval en Tenerife. Conste, y vaya por delante, que no soy muy carnavalero (lo digo con la boca pequeña porque si me oye la familia, que ellos sí son tinerfeños, no me hablarán en varios días), pero siempre me han llamado la atención todas las fiestas que surcan nuestro territorio nacional, el por qué empezaron, el cómo son o en dónde radica su verdadero espíritu.

Desgraciadamente, en muchos casos, su verdadero alma ha desaparecido. Qué me digan aquellos que tanto aman el Carnaval, por qué se disfrazan, por qué se echan a la calle y cuál es el sentido de esas murgas y chirigotas. Muchos diréis que no es necesario, que la cuestión es divertirse y pasarlo bien, y no tenéis vuestra parte de razón, pero sea como sea, son tradiciones y muchas de ellas vienen de muy antigüo. ¿Por qué no explicarle a las generaciones que vienen tras de nosotros cómo nacieron esas tradiciones a las que ellos ahora se aferran? no hay nada más bonito que el conocimiento de la Historia…

No voy a soltaros un rollo de varias páginas, así que no os asustéis; simplemente me limitaré a dar un breve repaso a unas fiestas que están extendidas por todo el Mundo y que en realidad son más antiguas de lo que muchos podríamos imaginar.

Desgraciadamente no hay una constancia escrita de cuando empezaron. Tanto es así que los historiadores no se ponen de acuerdo, pero sí coinciden en una cosa: en que se remontan a varios miles de años y mientras unos se lo adjudican a los sumerios (una de las primeras civilizaciones conocidas) otras se lo otorgan a los egipcios, hace casi cinco mil años. Sin embargo, coinciden en algo que tuvieron en común todas las antiguas civilizaciones: que estas fiestas que ahora llamamos carnavales fueron creadas como fiesta de gracias a los dioses, que se rodeaban de un halo místico y religioso.

Por ejemplo, era tradición que en verano se reunieran los agricultores en torno a las hogueras, disfrazados, tanto para alejar a los malos espíritus como para celebrar que las tierras se convirtieran en fértiles y fueran productivas. En Egipto puede que fuera el primer Carnaval propiamente dicho en el que se utilizaron las máscaras para así esconder su clase social, y que así, sólo en esas fiestas no hubiera desigualdad. En Grecia, por su parte, se bailana en torno a barcos con ruedas, mientras en Roma era Isis, curiosamente, diosa egipcia, el elemento central de aquellas fiestas carnavalescas.

Pero como digo, en estas sociedades siguientes, se fue extendiendo la costumbre de cubrirse los rostros para esconder la clase social en busca de la libertad para todos. Junto a ésto, la costumbre era danzar  y cantar cada vez con un tono más satírico.

Carnaval de Venecia

El origen del Carnaval moderno se encuentra probablemente en Venecia. El Carnaval de Venecia es probablemente el más famoso del mundo, junto con el de Río de Janeiro, aunque por motivos bien distintos. Mientras el segundo, el brasileño, lo es por su alegría y sus bailes, el veneciano lo es por su colorido, por el valor de sus trajes y por su historia y tradición. De hecho, el carnaval de Venecia fue declarado como festividad pública ya en el siglo XIII y de ahí se extendió por toda Europa.

Por cierto, la fecha de los carnavales nunca son las mismas. Todos los asociamos con los meses de enero y febrero, pero hay caso en que se extiende más allá, como en este 2011, en que incluso nos metemos en el mes de marzo.

Ésto es así porque el Carnaval está muy unido a las festividades cristianas ya que se calcula en función del día en que cae el Domingo de Resurrección de modo que el Carnaval ha de acabar justo antes del miércoles de Ceniza. En muchos sitios se toman como días principales de Carnaval los tres días anteriores al miércoles de ceniza que es, recordémoslo, 45 días antes del Domingo de Resurrección. Por ejemplo, en este 2011 este domingo cae en el 24 de abril, por lo que el miércoles de Ceniza es el 9 de marzo, día en que, por seguir con ejemplos, se producirá el popular Entierro de la Sardina en el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, el más famoso carnaval de España.

Os dejo, de momento, con algunas fotos del que para mí es el más espectacular de todos, el Carnaval de Venecia.

Imprimir


Tags:

Category: Notas de Viajes


Deja tu comentario