La fiesta de Halloween, la noche de brujas

Halloween

No es que sea una fiesta demasiado tradicional en España, pero la noche de Halloween y su correspondiente fiesta nos la están metiendo a base de calzador en nuestra cultura. Y como suele ser en muchos casos, a través de los niños, tiernos infantes a los que con imagenes llamativas se les puede manejar inconscientemente. Sí, porque en el fondo, la de la noche de brujas, la fiesta de Halloween, lejos de ser una fiestar de terror, de ritos ancestrales o de celebración de todos los santos, en España se ha convertido en una fiesta eminentemente para los niños.

Precisamente por eso son los parques temáticos los que muestran sus mejores galas en estas fechas; tanto, que en algunos se han convertido en auténticos eventos que se anuncian a bombo y platillo y que casi se equiparan ya a la fiesta de la Navidad. No hay más que ver las presentaciones que han hecho, por ejemplo, Disneyland París o nuestro Port Aventura.

Sí, es un excelente puente para salir, sin duda alguna. Ya os hablé en una anterior ocasión de hacer una escapada a Girona, pero en este caso, lo mejor es pensar en los niños y proponerles el tan traído «truco o trato» que tanto se oírá en esa noche…

Por cierto, ¿sabéis de dónde sale ese «truco o trato«, o qué es?

Del inglés «trick o treat», es la célebre frase que dicen los niños que en grupo acuden con sus cestitas para recoger caramelos y chucherías puerta por puerta. Al abrir, si no se les ofrece golosina, estaremos escogiendo el «trick» con el que nos harán una pequeña travesura (cuidadito porque algunos pequeños se pasan con la broma, que hasta huevos he visto estrellas en las puertas). El «treat» es el trato por el que, si das una golosina, ellos harán una pequeña actuación.

Es una de las muchas tradiciones de esta festividad, como la de las famosas calabazas talladas e iluminadas, las conocidas como «Jack O’Lantern» en honor a la conocida leyenda de Jack O’Lantern. El tal Jack era un viejo avaro al que le encantaba el juego y que en cierta ocasión hizo una apuesta con el mismísimo diablo, al que atrapó en un árbol. Éste en castigo, lo mandó a vagar eternamente en la noche de brujas con una calabaza y una luz en su interior (podéis ver la leyenda completa en: «la leyenda de Jack O’Lantern«).

Tradiciones y más tradiciones que poco a poco se van introduciendo en nuestro país, y que, algunas de ellas, son de varios cientos de años atrás, desde que la cultura celta, allá por tierras irlandesas, la introdujera y la exportara a Estados Unidos.

Noche de aquelarres, la noche del 31 de octubre, alguien te llamará a la puerta, y entonces… ¿truco o trato?

Mejor marcharse por ahí y dejarnos de brujas en casa.

Print Friendly, PDF & Email




Tags:

Category: Notas de Viajes


Deja tu comentario