A Estrasburgo en tren

Estrasburgo

Preparando la mochila nuevamente, en esta ocasión para viajar a Estrasburgo… ¡y en tren! Ya en otras ocasiones os he confesado mi pasión por el mundillo ferroviario, y desgraciadamente, hacía tiempo que no me permitía el lujo de hacer un viaje largo en este medio de locomoción. Curioso que cuando más fácil es moverse por el viejo continente sin despegar del suelo sea cuando menos esté viajando en tren.

La conexión de TGV con España mejoró mucho desde que en diciembre del 2010 la compañía ferroviaria francesa hiciera su primera conexión en territorio español con nuestro país vecino, Francia. Lo hizo llegando hasta la estación de Figueres Vilafant, a poco menos de 10 kms. de la localidad gerundense. Desde allí, ahora hay conexiones directas a París, desde donde podremos alcanzar otras grandes capitales europeas como Londres, Bruselas o Amsterdam.

Pero junto a estos destinos turísticos de primer orden, también gracias a TGV otras ciudades importantes se ven ahora más cercanas. Es el caso de Estrasburgo hasta donde se puede llegar siguiendo dos trayectos diferentes: bien a través de París, haciendo conexión con el TGV que une a la capital francesa con Estrasburgo, o bien haciendo escala en Montpellier.

Para probar, he escogido ambos recorridos, cada uno en una dirección. En la ida marcharé desde Figueras, de donde saldré a las 14,20 h. siguiendo la costa hasta Montpellier, adonde arribaré poco menos de dos horas después, a las 16,17 h. En esa localidad francesa haré un cambio de tren, tomando otro TGV que parte de Montpellier a las 17,02 h. para llegar finalmente a la estación de Estrasburgo a las 22,49 h. Precisamente este último tren cuenta con lo que ellos llaman “Espacio Calme” que cuenta con más espacio entre asientos y donde tienes la opción de viajar en asientos aislados si es que viajas sólo.

La vuelta, por contra, la haré a través de París. El TGV sale de Estrasburgo a las 10,48 h. para llegar a la estación de París Est a las 13,05 h. En París habré de cambiar de tren. Es el único momento más complicado pues el tren que sale para Figueras sale de otra estación, la Gare de Lyon, y contaré con sólo una hora para ir de una estación a la otra. De aquí, de la Gare de Lyon el TGV saldrá a las 14,07 h. para llegar a Figueres Vilafant a las 19,40 h.

¿El precio? 270 euros. A mí, particularmente, no me parece caro, sobre todo si, como a mí, te gustan los trenes.

Foto vía: Jonathan M

Imprimir


Tags: ,

Category: Francia, Viajes en tren


Deja tu comentario