La Oktoberfest en Munich, la Fiesta de la Cerveza

oktoberfest en Munich

¡En Mayúsculas! la Oktoberfest es la Fiesta de la Cerveza con mayúsculas: la de Munich, la más importante del mundo, la más conocida, la más visitada y esperada. Un auténtico espectáculo en el que se mezcla el turismo con la gastronomía cervecera, y la diversión con la más típica tradición alemana.

La habréis visto por televisión en estos días, y es que en este 2010 la gran Oktoberfest comenzó el pasado sábado 18 de septiembre, y se prolongará hasta el próximo 3 de octubre. De nuevo imagenes de alemanes (y no tan alemanes, que los turistas bien que se ponen los tiros largos clásicos muniqueses) vestidos de tiroleses, jarra gigante en mano y con el no menos clásico plato, no menos gigante, de salchichas bratwurst (o borswurst o biernacker, que para el caso es lo mismo) por delante. Y el que no guste de salchichas, pues codillo de cerdo, chucrut, o vaya usted a saber, que a fin de cuentas, el acompañamiento es lo de menos: lo importante es disfrutar de una buena cerveza, y en Alemania, hay muchas, y de diversión a tope.

Seis millones de personas la visitaron el año pasado, que se dice pronto. Tanto es así, que encontrar hoteles en estas fechas es algo poco menos que imposible si es que lo has dejado para el final. Y si los encuentras, los precios estarán por las nubes. Por otro lado, las reservas para entrar en cualquiera de las 14 carpas gigantes instaladas en el Theresienwise, cerca de la estación central de Munich, están agotadas, y es que para entrar en alguna de ellas, salvo invitación especial, se venden casi con un año de antelación. Aún así, no desesperéis, porque fuera de esas carpas siempre váis a encontrar donde disfrutar de la fiesta, y es que cualquier local, incluido hotel, celebra este popular fiesta que tiene su origen en el año 1810 cuando se celebró en honor a la boda entre Luis Francisco de Baviera y María Teresa van Sachsen-Hidburghausen.

Como os decía, aparte de estas 14 Tents (así llaman a esas carpas con capacidad para 6 ó 7.000 personas) donde sólo se sirve su propia marca de cerveza, fuera de ese recinto montan otras tiendas que, éstas sí, son de acceso para todos y donde aquí sí puedes elegir entre una múltiple variedad de cervezas.

Además de festival gastronómico, hay concursos de bailes, el paso de los tiradores de cervezas (llamado Schützen) y desfiles de trajes típicos.

Por supuesto, todo amenizado con el más clásico folklore tirolés, y también con la música más actual, aunque ésta, curiosamente, a partir de las 6 de la tarde. Según dicen, ésto se hace por motivos de seguridad, y es que al son de la música alpina, el ambiente parece más sano y alegre que no al ritmo de la música discotequera.

Precisamente por seguridad también, es por lo que la Oktoberfest de Munich es sólo hasta las 11 de la noche, y es que no hay que prolongar mucho que son muchas las cervezas que se lleva uno en el cuerpo (a razón de un litro por jarra) a esas alturas del día desde las 11 de la mañana en que se abre.

Foto vía Mahmut

Print Friendly, PDF & Email




Category: Alemania


Deja tu comentario