Viajes por Navidad: se admiten ideas

Santa Park

Sí, ya sé. Quedan dos meses aún pero más vale ir pensando ya en ese viaje por Navidad que a muchos nos gusta hacer. Conocer otras tradiciones; saber cómo celebran las fiestas en otros países; qué comen, qué cantan o qué beben. Curiosear entre las tiendas y mercadillos navideños o, por qué no, ver nevar si se vive en un sitio donde la nieve solo se vé por la televisión, como es mi caso.

Hay tantos sitios por ver, y es ésta una fecha tan especial que hay que aprovecharlas para salir. Los años se pasan demasiado rápido y cuando estemos en enero, si no hemos ido, quedará sobre nuestra conciencia el pensar que se nos ha ido una navidad más sin salir de casa.

Es un año complicado éste del 2011. Sin poner nombres a los causantes, nos hemos visto envueltos en una crisis como no se recuerda en España. Toca ajustarse el bolsillo, qué remedio, pero por suerte siempre hay opciones más baratas e igualmente asequibles, desde irnos solo un fin de semana a una ciudad típica, a quedarnos en España en algún lugar cercano a casa. Sin embargo, hoy lo que quiero es hacer un compendio de esos lugares que creo que en Navidad se ven de un modo muy distinto a cualquier otra época del año:

1.- Disneyland París

Después de haberlo probado hace dos navidades, mi primera recomendación va en este sentido, lo tengo claro. ¿Por qué? por los niños en primer lugar (si es que tenéis críos, claro). En ningún otro sitio se lo van a pasar como ahí. Pero es que independientemente de eso, Disneyland París se transforma en Navidad. Sólo el ambiente, la música, los villancicos tocando de fondo continuamente por sus calles, la nieve que cae (aunque sea artificial) a una determinada hora, los trajes o incluso el mercadillo y pueblecito típico navideño que montan en su interior, lo hacen una visita ineludible para esta época.

2.- El pueblo de Santa Claus

Si tenéis dinero y váis sobrados, ésta es una opción magnífica. Es muy cara, eso sí, pues por lo general es un viaje que requiere de bastantes más días. Situado en las cercanías de Rovaniemi, en Finlandia, se encuentra el Parque Temático Santa Park dedicado exclusivamente a Papá Noël. Con la Princesa de Hielo como guía especial, veremos esculturas de hielo, fábricas de caramelos, shows navideños y hasta un trenecito que nos llevará por el típico pueblo de Santa Claus. Este viaje, si escogemos su versión larga, suele ir acompañado de excursiones en trineos tirados por perros y visitas a las ciudades colindantes. Y claro, con lo más típico de la navidad, las chimeneas calentitas mientras la nieve cae copiosamente en el exterior.

3.- Los mercadillos navideños de CentroEuropa

Alemania, sobre todo, cuenta con los principales y más típicos mercadillos navideños. Colonia y Munich son dos destinos especiales si queremos rodearnos de ese ambientillo típico de compras de Navidad. También Estrasburgo o incluso Bruselas que nos ofrece el incomparable marco de la Grand Place.

4.- Escapadas de fin de semana

Os recomiendo una: Praga. En Navidad el mercadillo lo montan en el casco viejo de la ciudad. El puente de Carlos se vuelve más típico que nunca, con su ambiente bohemio, sus puestos ambulantes, su sempiterna música clásica y los que se lanzan “al ruedo” ataviados de los más diversos trajes para ganarse unos euros.

También típico de fin de semana sería la escapada a Viena, otra ciudad que por Navidad se viste de blanco y en la que resuenan constantemente por sus calles los más clásicos villancicos.

5.- Navidad en el otro hemisferio

Otra opción cara y para la que se necesita tiempo es la de viajar al otro hemisferio donde las estaciones son justo las contrarias a las nuestras. Os recomiendo Argentina y Brasil. ¿Os imagináis celebrando las campanadas de Fin de Año ataviados sólo con un bañador, con un calor de espanto y en las playas de Copacabana?

6.- Navidad en España

Personalmente, y auncuando cada pueblo o ciudad tiene su toque distintivo, no hay alguna que destaque por encima de los demás, por lo que os recomiendo que si pensáis quedaros en nuestro país, busquéis algún hotel o sitio que ofrezca algo muy especial, llámese fiesta o excursión. Madrid se viste genial en su Plaza Mayor, por ejemplo; Santiago de Compostela, sin perder su toque melancólico se ve diferente; Andalucía tiene esa alegría tan propia de la tierra (¿qué mejor que “tapear” por sus calles?)…

A fin de cuentas, vayamos donde vayamos, lo único que se necesita es espíritu… navideño.

Lo dicho en el título… ¡¡ se admiten ideas !!

Imprimir


Tags:

Category: Notas de Viajes


Deja tu comentario