Craco: paseando por un pueblo fantasma

Craco

De apariencia fantasmal, Craco es una pequeñísima ciudad medieval, hoy abandonada, situada en la parte más meridional de Italia, en la región de Basilicata.

Triste y desolada, los restos de sus antiguas casas aún permanecen, medio derruidas ya, ajenas al paso del tiempo, casi mimetizándose con su entorno en una danza de colores ocres y marrones, como ejemplo perfecto de la falta de previsión, de la locura constructora y de los riesgos que puede conllevar no hacer unos estudios previos sobre el terreno en el que se edifica.

Sin embargo, Craco, la antigua Graculum, cuenta con más de dos mil años de Historia a sus espaldas, de época prerrománica. Allí se asentaron ganaderos y agricultores sin más ambición que la de vivir de sus propios medios. Fueron muchos siglos de tranquilidad absoluta, de vida casi en familia hasta que allá por el siglo X y ya en manos del arzobispo Arnaldo di Tricarico la población aumentó por el fuerte impulso económico y de repoblación al que la sometieron sus monjes basileos.

De feudo en feudo, Craco fue pasando de familia en familia. Las Guerras y las migraciones hacia las grandes ciudades habían mermado ya la población de una ciudad levantada sobre terreno arcilloso, hasta que la Naturaleza hizo su particular llamada.

En pleno siglo XX, en el año 1963, un terremoto sacudió sus cimientos, y levantada como estaba sobre arcilla, una buena parte de sus casas se vinieron abajo. Se intentó levantar un muro de contención que evitara el desplome de la cima pero lejos de ayudar, lo que hizo fue retener aún más las aguas que allí se acumulaban en días de lluvia provocando que el suelo fuera aún más inestable. El conjunto urbano, poco a poco, fue desencajándose, hasta que finalmente, en el año 1975, el último de sus habitantes decidió abandonarlo.

Craco se encuentra a unos 87 kms. de Tarento, a 140 de Bari, y a unos 190 kms. de Salerno.

Foto vía Dúnadan

Imprimir


Tags:

Category: Italia


Deja tu comentario