El hotel Magenta, en París

Hotel Magenta en Paris

El Hotel Magenta fue nuestra elección en París. Buscábamos algo cercano a la Gare du Nord dado que es desde esta estación de donde sale el Eurostar a Londres y precisamente este hotel se encuentra a unos 10 minutos andando de esa estación.

El hotel se encuentra en el Boulevard Magenta, que conecta las cercanías de Montmartre con la Plaza de la República, por lo que además se encuentra también relativamente bien situado para visitar el bohemio barrio parisino, adonde se llegan en unos 15/20 minutos andando. De hecho, desde el hotel nos fuimos andando hasta la Sacre Coeur.

También al lado se encuentra la Gare de L’Est, a unos 5 minutos a pie, mientras que el Ayuntamiento y Notre Dame están a unos 30/40 minutos andando.

Exteriormente no parece un gran hotel puesto que se sitúa en un edificio ligeramente antiguo; sin embargo, el hotel está totalmente renovado y además de una forma muy moderna, en colores llamativos en los que prima el color magenta, y con cuadros de diferentes localizaciones de Francia.

El hotel nos sorprendió gratamente. Por un lado, y esa es su gran ventaja, es que tienen acceso Wi Fi gratis en todo el hotel, desde la recepción hasta las habitaciones, y además rápido. De hecho, en el vestíbulo tienen hasta 3 ordenadores donde conectarse.

No es que sea una gran recepción en cuanto a tamaño, pero suficiente y limpia.

Hotel Magenta recepcion

Igual ocurre con las habitaciones. Muy limpias y cuidadas y con detalles. La habitación es amplia, tiene televisión de pantalla plana y dos grandes ventanales que daban al boulevard. El cuarto de baño era con bañera y no le faltaron los accesorios propios de aseo, como geles, champús, jabón, etc. además de tener para café y té. También la moqueta estaba limpia y cuidada.

El desayuno, incluido en el precio, fue excelente. Era buffet, y tenían bollería (no mucha variedad, pero sí riquisímas), algunas clases de panes, embutidos, zumo, café y té, y platos calientes como salchichas o huevos revueltos.

Lo mejor: acceso gratis a WiFi, cercanía a las estaciones del Norte y Este, limpieza y desayuno.

Lo peor: la entrada en el hotel que ha de ser a las 3 de la tarde.

Imprimir


Tags: ,

Category: Francia


Deja tu comentario